La ley costarricense establece la obligación de pago del impuesto de Timbre Fiscal, el cual debe adherirse a ciertos documentos públicos que deben ser registrados ante las instituciones gubernamentales. Entre ellas se encuentra el Registro de la Propiedad Industrial.

 Una reciente directriz del Registro respecto al pago del timbre fiscal en documentos presentados ante el mismo estableció una reducción en el plazo otorgado a los interesados para subsanar la falta de pago de dicho timbre. Anteriormente, la ley establecía el plazo de seis meses para documentos relacionados con marcas y otros signos distintivos, y tres meses para trámites relacionados con patentes, diseños industriales y modelos de utilidad.

 

En cumplimiento con la Ley General de Administración Pública y con el fin de garantizar agilidad y prontitud en el proceso de inscripción, el plazo ha sido reducido a diez días hábiles. Este plazo será aplicado por el Registro tanto a trámites de marcas y patentes, como asesoría jurídica de propiedad industrial.